Home » El País » Tiene ordeña de gasolina crecimiento gigantesco

Tiene ordeña de gasolina crecimiento gigantesco

En siete años, el número de tomas clandestinas para robar combustible de los ductos de Pemex ha crecido de una forma  decomunal en las regiones Centro y Centro-Occidente donde se ubica Guanajuato.

En 2010 se detectaron 108 tomas ilegales y para 2016 el número llegó a 4 mil 184, un crecimiento del 3,774.07%.

En estos siete años en total sumaron 9 mil 923 las perforaciones clandestinas detectadas.

Guanajuato terminó en 2016 con el segundo lugar en tomas clandestinas, con más de mil 300, sólo detrás Puebla que está a la cabeza.

La red de ductos ubicada en las regiones Centro y Centro-Occidente tienen una longitud aproximada de 2 mil 512 kilómetros, de los cuales poco más de mil 400 pasan por territorio guanajuatense.

En el país la red de ductos suma 17 mil kilómetros.

Pese al robo masivo, Pemex coopera poco con fuerzas federales de seguridad para tratar de frenarlo, coincidieron Miguel Ángel Simental, coordinador de la Policía Federal en Guanajuato y Arturo Velázquez Bravo, comandante de la XVI Zona Militar con sede en Sarabia.

De acuerdo con Miguel Ángel Simental, Pemex no ha tenido interés ni siquiera de acudir a las reuniones operativas convocadas por el Gobierno del Estado para atacar el problema.

Crece sin control ‘ordeña’ a Pemex

Las perforaciones clandestinas a los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la regiones Centro y Centro-Occidente donde se encuentra Guanajuato se incrementaron en forma descontrolada en los últimos siete años.

Del 2010 al 2016 se tienen registradas 9 mil 923 perforaciones de tomas clandestinas para el robo de hidrocarburos en estas dos regiones con una red de ductos de 2 mil 512 kilómetros de longitud aproximadamente.

La cifra de “ordeñas” pasó de 108 en 2010 a 4 mil 184 al cierre del 2016, es decir; las tomas clandestinas a ductos de Pemex en este periodo de tiempo se incrementaron en un 3,774%.

Pemex tiene una red operativa de ductos a nivel nacional de 17 mil kilómetros conformada por 78 gasoductos, 48 oleoductos, 11 gasolinoductos y 4 oleogasoductos que son utilizados para la transportación de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos.

Arturo Velázquez Bravo, General de Brigada Diplomado del Estado Mayor y Comandante de la XVI Zona Militar con sede en Sarabia, Guanajuato, declaró que es imposible tener cada 100 metros a un elemento del Ejército resguardando los 800 kilómetros de ductos que hay en entidad, en alusión a la gran cantidad de perforaciones clandestinas que surgen.

Miguel Ángel Simental, coordinador estatal de la Policía Federal (PF) en Guanajuato, criticó que en Pemex no haya interés ni siquiera de presentarse a las reuniones operativas que se citan con el Gobierno del Estado para atacar el robo de combustible y puso en duda si las estadísticas que dieron son ciertas.

Guanajuato en segundo lugar

 

Al cierre de 2016, el estado de Guanajuato se ubicó en el segundo lugar nacional con mayor número de tomas clandestinas, en total sumó mas de mil 300, solo por debajo de Puebla, que ocupó el primer sitio el año pasado.

De enero a agosto del 2016 se tenían registrados 817 casos en Guanajuato de los 4 mil 282 detectados en todo el territorio nacional en los primeros ocho meses del año.

Es decir que el 19% de las tomas clandestinas del todo el País se presentaron en la entidad.

En una solicitud de acceso a la información realizada por am el 16 de enero del 2017 se pidieron a la empresa petrolera los datos de las ordeñas por año y por ducto.

Se requirieron las perforaciones hechas a los poliductos, magnaductos, premiumductos, turbosinoducto, dieselducto y ramales de las regiones centro y occidente, la cual está conformada por 14 estados  y la Ciudad de México.

Margarita García García, servidora pública de Pemex, entregó la información a Andrés Villaseñor Delgadillo, titular de la Unidad de Transparencia de la petrolera, quien respondió la solicitud.

Región Centro la más “ordeñada”

 

Del 2010 al 2016 la Región Centro presentó el mayor número de tomas clandestinas de robo de combustibles con una cantidad registrada de 5 mil 131 casos.

En esta zona el incremento se disparó de 48 casos en 2010 a 2 mil 388 hasta diciembre del 2016, el aumento fue de 4 mil 875% más.

Las instalaciones más “ordeñadas” fueron los poliductos con 5 mil 124 tomas clandestinas y siete más en los turbosinoductos que están instalados de Tula, Hidalgo, a la Delegación Azcapotzalco, en la Ciudad de México.

El punto más significativo se presentó del 2015 al 2016  que pasó de 654 tomas a mil 398, disparándose en un 113.1% de un año a otro.

Dentro de ésta región se encuentran los estados de Guerrero, Morelos, Puebla, Estado de México, Hidalgo, Tlaxcala, así como la Ciudad de México.

En la Región Occidente, donde se ubica Guanajuato, las tomas clandestinas también se incrementaron considerablemente, debido a que en 2010 solo se presentaron 61 casos en poliductos, mientras que para el 2016 fueron mil 796, lo que representa un aumento de 2 mil 844%.

Al igual que en la Región Centro el cambio drástico se presentó en la zona occidente entre 2014 y 2015, que pasó de 812 a mil 345 perforaciones.

Los ramales no han sido saqueados

 

Dentro de la región Centro-Occidente existen nueve ramales por donde se transportan los combustibles de Pemex y que están conectados a las principales redes de poliductos, pero ninguno ha sido perforado en los últimos 7 años.

Cabe señalar que entre los principales ramales se cuentan los de León, Aguascalientes, Degollado-Zamora, Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) a El Castillo Jalisco, Palo Seco-Celaya, Charco Blanco-TAR Querétaro.

En total, la longitud de los ramales alcanza los 120 kilómetros de distancia y los más grandes se localizan en la localidad de Charco Blanco y la TAR de Querétaro con 48.4 kilómetros.

El segundo está entre los municipios de Degollado, Jalisco, y Zamora, Michoacán, con 44.5 kilómetros de largo, el cual se conecta al Poliducto Salamanca-Guadalajara.

Invierten 282 millones de dólares para monitorear ductos

 

En septiembre del 2014 Pemex informó que invertiría 282 millones de dólares para monitorear sus ductos, permitiendo una detección inmediata de las caídas de presión en el flujo de la Red Nacional de Ductos, así como la atención oportuna de las tomas clandestinas.

Al tipo de cambio del dólar a la moneda mexicana de ese entonces en 13.50 pesos, la inversión anunciada sería de más de 3 mil 807 millones de pesos.

El dinero sería invertido en el “Sistema de Automatización SCADA”, el cual fue anunciado como una tecnología de “vanguardia” que desde el 2000 ya se utilizaba en el monitorero de los gasoductos y LPG  ductos.

“A fin de salvaguardar la seguridad de la población ya que el robo de combustibles pone en riesgo a las comunidades de las zonas aledañas y al medio ambiente”, se informó en un boletín del 10 de septiembre del 2014.

En el comunicado se detalló que en los primeros nueve meses del 2014 se habían ejercido 85 millones de dólares, unos mil 147 millones de pesos.

Con esta inversión, Pemex lograría monitorear 186 sitios a nivel nacional que forman parte de 47 sistemas de transporte por ducto de la red del Sistema Nacional de Refinación.

“Este sistema de vanguardia, el cual ha permitido una operación flexible, confiable y segura en la red nacional de gasoductos y LPG ductos, entró en operación en la red de gasoductos en el año 200 a fin de  preservar la integridad física de los ductos y protección al medio ambiente, así como centros urbanos y comunidades”, menciona el boletín.

Sin embargo, a partir de que se comenzaron a invertir los 282 millones de dólares, la cifra de tomas clandestinas en la Región Centro-Occidente pasó de 804 en 2013 a mil 468 en 2014, luego a 2 mil 744 en 2015 y 4 mil 202 en 2016.

Informa poco sobre robo de combustible

 

Durante cinco años, del 2012 al 2016 Pemex emitió a través de su sala de prensa cerca de 500 boletines de información, pero solo en tres menciona el problema del robo combustible a sus instalaciones.

El 30 de agosto del 2016 la empresa informó que había recuperado casi 200 mil litros de combustibles en Oaxaca y Jalisco, destacando el aseguramiento de 44 vehículos utilizados por ladrones de hidrocarburos.

“Estamos fortaleciendo el combate al robo de hidrocarburo, que pone en riesgo la seguridad de las comunidades”, se mencionó en el boletín.

El 8 de febrero de la año pasado Pemex presumió en otro comunicado que la sustracción ilegal en sus ductos había disminuido en un 34% en relación al mismo periodo del año anterior.

“Del 1 al 31 de enero se registró una sustracción de 414 mil barriles, en comparación con los 628 mil barriles reportados en el mismo periodo del año anterior, lo que representó una disminución de 34%. Dicha variación muestra una tendencia clara a revertir la sustracción ilegal en este rubro”.

De acuerdo con Pemex la verificación se hizo en los sistemas de medición de los poliductos de Salamanca-Vista Alegre-Zacatecas, Salamanca-Guadalajara, Salamanca-León y Salamanca-Morelia en la región Centro-Occidente

Así como, Topolobampo-Culiacán, Cadereyta-Brownsville, Madero-Cadereyta, Minatitlán-México y Minatitlán-Dos Bocas-Villahermosa.

A través de un boletín del 29 de octubre del 2013, Pemex informó sobre la retención de 39 empleados de la Refinería “Ingeniero Antonio M. Amor” de Salamanca por estar involucrados en la “sustracción ilícita de hidrocarburos en estas instalaciones.

Los empleados de Pemex fueron descubiertos en flagrancia cuando realizaban maniobras para alterar el pesaje del hidrocarburo de 10 autotanques

CORTESIA AM.COM.MX

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *